9 joyas escondidas en Netflix que todos debemos ver

Es cierto, y todos lo sabemos: Netflix México tiene un catálogo menos variado que el Videocentro de la esquina, en 1988. Pero, y lo digo  por experiencia, el que busca encuentra. Aquí 9 joyas escondidas en los estantes digitales de Netflix, para evitarle la fatiga de la búsqueda.

1.       La Escafandra y la Mariposa (The Diving Bell and the Butterfly, 2007)

Julian Schnabel, el cineasta y artista plástico, es conocido por sus premiadas obras cinematográficas, Basquiat (1996) y Before The Night Falls (2000); y además  por ser uno de los representantes más influyentes del neo expresionismo. Es con la Escafandra, cuando el festival de Cannes 2007 lo premia como mejor director. Una película aplastante en todo sentido. Contada desde la mirada de un paciente terminal que sufre el síndrome de cautiverio, con el cual es perfectamente consciente de todo lo que sucede a su alrededor, sin embargo, únicamente puede mover el ojo izquierdo.

 2.       Funny People (2009)

Un grupo de cómicos de stand up, en franca competencia por dar el mejor monólogo, se topan con George Simmons, una versión depresiva de Adam Sandler, quién los invita a escribir chistes para si mismo, después de enfrentar un diagnóstico de una enfermedad terminal. Ira Wright, el personaje de Seth Rogen en pleno desarrollo profesional, toma ventaja de esta solicitud y le come el mandado a sus roomies. El responsable de esta cinta, Judd Apatow, conocido por las divertidas comedias conlas que lanzó a Seth Rogen Virgen a los 40, Superknocked y Pineapple Express.

3.       Before The Devil Knows You’re Dead (2007)

Con Ethan Hawke, Philip Seymour Hoffman y Marisa Tomei encabezando el reparto, no queda mucho que decir: garantía. Con reminiscencias de Fargo (Cohen Brothers, 1996), y su idea del autosecuestro, esta cruda historia insertada en una familia de clase media alta con problemas económicos, refleja una sociedad cegada por la ambición, ansiosa de eliminar los límites de lo moral sin importar el  precio que se deba pagar.

4.       A Single Man (2009)

Habrá quien niegue el fondo de esta cinta, asegurando que no es más que un limpísimo trabajo publicitario de 99 minutos para Tom Ford. Y sí, tiene razón. Sin embargo, la ambientación de la sociedad de los años sesenta, el meticuloso manejo de la cámara y la impecable dirección de arte, así como la actuación de Colin Firth, hacen de A Single Man, una pieza disfrutable a cada minuto. Quizá algunas inconsistencias en el proceso del protagonista, molesten (cómo su fallido intento suicida); sin embargo, los conflictos opuestos entre los jóvenes y los adultos, así como la frustración del personaje de Julianne Moore por no tener al ser amado, nos ponen en contexto con la vida de las parejas homosexuales en la ciudad de Los Ángeles de la década de los 60. 

5.       Eastern Promises (2007)

¿La Mafia Rusa en un Londres violento? ¿Viggo Mortensen? ¿Naomi Watts? ¿Vincent Cassel? Y por si fuera poco, dirige David Cronenberg. Un relato negro sobre una adolescente rusa que muere tras dar a luz un bebé. A parecer, víctima de la mafia rusa. El más puro estilo crudo de Cronenberg, en una ficción policiaca.

 6.       The Breakfast Club (1985)

Sin duda la mejor cinta de John Hughes, reconocido escritor de Home Alone y director de la comedia clásica de los 80 Ferris Bueller’s  Day Off, protagonizada por Matthew Broderick. Protagonizada por Emilio Estevez, la secuencia inicial fue homenajeada por Kevin Williamson en la primera temporada de la exitosa serie adolescente Dawson’s Creek, en la que un grupo de estudiantes son obligados a cumplir una detención por alguna falta escolar, el sábado por la mañana. Uno de ellos, resulta un abusador quien los confronta hasta sacar a flote sus inseguridades y enojos más profundos.

7.       Pinneaple Express (2008)

Si no han visto esta joya, chequen nada más. Los españoles de IMDB, la traducen como “superfumados”. Y sí, es una película pachequísima. Basta ver que James Franco es uno de los protagonistas. Pierdan cuidado, aquí no se palidea como en la entrega de los oscares aquella. Lo único recomendable, es estar con un estado de ánimo muy simple (cuasipacheco). Divertidísimas escenas con dos grandes de la comedia contemporánea. Franco y Seth Rogen. ¡Bravo!

8.       Breakfast at Tiffany’s (1951)

Nunca es tarde para complacernos con el encanto de Audrey Hepburn y conocer su versión de Holly Golightly. Y nunca será tarde para descubrirla en letras de Truman Capote. En cualquiera de las dos opciones, Desayuno en Tiffany (o Desayuno con Diamantes) es una obra excepcional para conocer el Manhattan underground de finales de la década de los 50. Arte, prostitución, fiestas, millonarios bohemios, rebeldes sin causa y todo lo que nos hubiera gustado vivir en esa época.

9.       Hostel II (2007)

Sin duda es bastante menor a su predecesora (Hostal, 2005). Indudable que Tarantino apadrinara estas piezas dirigidas por Eli Roth, en el mejor gusto estético por el chorro de sangre y la violencia innecesaria desde el humor negro. Rescatable la tensión que mantiene, quizá le falte el elemento sorpresa de la primera entrega, sin embargo se resuelve con un twist, si bien no inesperado, pero sí interesante. Si la escena del ojo te impacto en la primera, espera ver la escena de “ciertas partes nobles”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s